Manuel Rosales: Navidad, tiempo de reflexión, fraternidad y unión

La Navidad no es solo brindar saludos expresando cariño y buenos deseos, es también aprovechar el tiempo para reflexionar sobre nuestros errores y aciertos, sobre nuestra evolución personal, sobre el país y lo que hemos hecho por él y sobre todo, reflexionar sobre nuestro futuro. Si vivimos este tiempo navideño sin ponernos a pensar en lo que hicimos por nosotros, nuestra familia y nuestro país, entonces no podremos rectificar y tomar las decisiones que marcarán la diferencia.

Durante los últimos años ha habido un creciente y profundo sentido de desesperanza en el país; un desaliento que afecta nuestras almas. Esto gracias a la conjugación de factores como la conducta del oficialismo y de una parte de la dirigencia de todos los sectores, quienes todavía no entienden que nos hemos convertido en una sociedad invivible, bordada de violencia, escasez, hambre, hiperinflación, una sociedad que exige una solución a esta tragedia que nos daña a todos por igual. El origen y la solución del mal, en gran parte proviene de errores provocados por nosotros mismos, hubiera podido evitarse si nuestra postura fuese más racional, si pensáramos más en la gente y no en cálculos personales o juegos divisionistas y egoístas.

Es tiempo de pensar en los miles de venezolanos que no tienen posibilidad de obtener su alimento diario, pensemos en los niños y ancianos que padecen en brazos de sus seres queridos porque no hay ni alimentos ni medicamentos, mucho menos atención para ellos. Pensemos en la clase media, disminuida y acorralada por la crisis, Pensemos en las multitudes de venezolanos que obligados por la falta de oportunidades, están en tierras lejanas, pasando dificultades y añorando volver a su tierra.

Sin luchar, sin participar, sin aportar, con el afán de destrucción de unos a otros, sin la esperanza, ¿que podrá salvar el resto del idealismo que queda de convertirse también en amargo cinismo y de ese modo, destruir todo a su paso?

Sabemos que la Navidad de la mayoría de los venezolanos será una de las más duras, pero el amor y la unión familiar, aún en el escenario más crudo, puede ser la luz que nos dé la respuesta y la orientación que necesitamos. Eso y el propósito de tomar la decisión de trabajar y luchar por un verdadero cambio, tanto la clase política, como todos los ciudadanos.

Después de esta reflexión y hoy más que nunca, quiero desearles que ese sentimiento de fraternidad y unión que nos caracteriza se multiplique y que esperemos con devoción la llegada de nuestro Niño Jesús.

¡Un abrazo a toda Venezuela!

Manuel Rosales Guerrero

Deja un comentario

*

@ManuelRosalesg
Rosales se pronuncia ante la crisis
#25F Municipio Jesús Enrique Lossada
#24F Recorrido Parroquia Chiquinquirá
#DiaDeLaJuventud
#11F En Venancio Pulgar
#4F Gracias San Francisco!!
Rosales: “Me hicieron guerra sucia…”
Entrevista Venevisión: Manuel Rosales #25E
Manuel Rosales “Firme y Claro”
Papeles del Exilio
Cronología de una Persecución Política – Caso Manuel Rosales
“Proceso contra Rosales es fraudulento”
“La orden era apresar a Rosales”
Las declaraciones de Eladio Aponte
@MRporVenezuela
Editorial
Cronología de una persecución política
Gerencia y Buen Gobierno
Rss Feed Tweeter button Facebook button Flickr button Youtube button